Seguramente muchas que leen esto ya leyeron el comic de Emma Clit  “Me lo podrías haber pedido”  sobre las cargas mentales y estoy segura que varias de ustedes (si no es que la mayoría) se sintieron muy muuuuy identificadas.

(Pueden leer el comic completo en español AQUI)

El término “carga mental” se refiere a todo eso que (casi) toda mujer arrastra y que (casi) todo hombre no entiende qué tanto hace su mujer. Recuerdo una vez que llegué a la casa de una amiga y la vi con su moño de loca, en pijama a las 12 del día corriendo de un lado para otro y sentí que llegaba en un mal momento. Cuando de repente  la veo súper concentrada anotando cosas en una libreta, le pregunté qué estaba haciendo y me respondió “anotando todas las cosas que pienso y hago en un día, específicamente cosas que tienen relación con la casa y mi hijo”.

Cuando llegué habían 3 cosas en su lista, cuando me fui (estuve como 5 horas) habían más de 50.

Yo me pregunto ¿qué sería de mi casa si yo no me ocupara de todo lo que me ocupo? ¿Qué sería de mi hijo? ¿Estaría vivo? La verdad es que la lista de cosas por hacer no para, corre todo el día por mi cabeza y cuando pido ayuda (ODIO decir que hay que pedir ayuda, ¿ayuda de qué? Siempre me mira como si yo le estuviera hablando en cetáceo o chino mandarín. Como que si pedir que levante la ropa sucia del suelo, lave los platos, me ayude a pensar en el menú de la semana, vaya al supermercado, llame al doctor, etc. fuese muy terrible. Parece que la tecnología permite que todos evolucionen menos ellos. 

Me encantaría decir “haz el trabajo que te corresponde” pero para cualquier cosa la respuesta típica es:

“Obvio, pero recuérdamelo tú más tarde”

Entonces, si ÉL no lo hace, la excusa perfecta es que YO no se lo recordé.
¡Para eso lo hago yo!

Pues, ¿por qué tengo que decirle que haga algo y más encima recordarle que haga lo que le pedí? Es que ¿es tan difícil poner un recordatorio en el celular, cambiarse el reloj de mano, pegar un post it en el espejo del  baño, etc etc etc? 🤷🏻‍♀️🤷🏻‍♀️🤷🏻‍♀️

¿Alguna vez han intentado salir de su casa así no más? poder subirse al auto y partir, llegar al destino y al cuando sea hora de cambiar un pañal o dar la leche llega tu pareja a preguntarte si trajiste el bolso o dónde dejaste la leche y tu poner cara de “¡de que me estás hablando?”.

Porque claro, se supone que nosotras somos las asignadas para tal labor. A una le encantaría hacerlo pero luego te das cuenta que el único perjudicado es tu hijo y pues no lo haces. O la típica pregunta: ¿pediste hora al médico? Porque obvio que somos nosotras las que tenemos que hacer eso. Así como también ir a poner las vacunas, arreglarle la mochila para el jardín, llevarlo a cortarse el pelo, preparar los snacks, hacer el menú semanal, ver cuantos pañales quedan, administrar los medicamentos y así suma y sigue una larga lista de cosas que las mujeres hacemos como si fuera nuestra obligación.

Creo que podríamos separar a los maridos en 3 grandes categorías:

  • Los que no hacen nada de nada 😩
  • Los que hacen algo solo si se lo pides y se lo recuerdas al menos 3 veces al día 😤
  • Los que tienen iniciativa propia y no preguntan simplemente hacen 🦄👽

Y como dice Emma en su comic, no es algo que ellos hagan intencionalmente (quiero creer), sino que es un patrón que se repite en el tiempo porque por generaciones hemos visto que las mujeres cumplen estas tareas y los hombres asumen que a ellos los tienen que dirigir. Pero tampoco los puedes dirigir tanto porque te transformas en una bruja. Entonces tu, además de hacer toooodo lo que haces, tienes que ingeniar la fórmula mágica para poder pedir algo sin ordenar, recordarlo sin regañar y poner tu hermosa pokerface cuando te enteras que aún no se hace lo que se debería haber hecho hace 1 año.

Pero afortunadamente podemos hacer un cambio, sobre todo las que tenemos hijos hombres, ayudando desde ya a que ellos se incorporen a las cosas de la casa. Desde regalarles una escoba (juguetes que siempre fueron para niñas) hasta que nos acompañen al supermercado. Enseñarles hacer su cama, a recoger la ropa que está tirada en el suelo, ordenar, darle comida a los perros, cambiar una ampolleta, etc. Pero lo más importante es que ellos vean que su papá hace todas esas cosas y más.

¡Hagámoslo por un mundo mejor! (y por menos carga mental)

Maridos, los amamos profundamente, pero con actitudes así, una entiende un poco a las mujeres asesinas jajaja

-Equipo MaterniDarks

 


¿Tienes algo que decir? ¿Algún escrito que quieras compartir? Únete a nuestro equipo de colaboradoras Darks y publica todo lo que tienes acumulado ¡aquí no hay restricciones! 

Envíame un mail a alexa@maternidarks.com y contémosle al mundo sobre el lado darks de la maternidad.

A %d blogueros les gusta esto: