Aloooooo, ¿hay alguien ahí?

¡Hola de nuevo! tiempo sin escribirles, la verdad es que he estado a full, pero vengo con más ganas que nunca de poner un tremendo tema sobre la mesa: los hombres fantasma.

Ya hemos hablado de nosotras y todo el carnaval de hormonas post parto que muchas veces dejan a la mitad de las mujeres más calientes que antes y la otra mitad en “modo avión”.

Pero como la palabra lo dice, en la pareja hay un par, dos personas, y no podemos cargarle toda la responsabilidad a la mujer. Recuerden, desmemoriados que esa mujer estuvo 9 meses con un ser vivo dentro de su panza, probablemente con un trabajo de parto promedio de 10 horas, esperando dilatarse 10 centímetros para después pujar y que de su vagina salga tu hijo, con esa cabezota que quizás provocó una episiotomía (tajo) que tiene puntos, está adolorida y además se despierta cada 2-3 para alimentar al nuevo integrante. Suficiente ¿o no?

cansada

En el reino animal, el cortejo inicial es iniciado casi siempre por el macho. ¡PUM! 1-0 ganan las hembras. Las aves por ejemplo, tienen ceremonias de cortejo que duran desde horas hasta una semana, realizando gritos, bailes, hinchazón del cuerpo, etc. Hombre, por favor tómense su tiempo para leer y aprender del mundo animal.

giphy-5

La raza humana cree que el acto sexual es un MUST a la hora de meterse a la cama, tratan una, dos o tres veces y si no les resulta se dan media vuelta, se amurran (FATIGA MAXIMA) y se duermen. Nueva pregunta para los hombres ¿ustedes creen que esto es sexy?

¿Creen que la lubricación de nuestra vagina se da por telepatía con el pene? ¡¡¡¡¡NOOOOOO!!!!

giphy-7

Insisto, lean más del mundo animal y aprenderán que lo que ustedes necesitan para lograr una vida sexualmente placentera es incentivar a su hembra con algo más que el pedazo de carne que les cuelga entre las piernas.

giphy-6

Por favor, pónganse creativos, sacudan la cabeza para que las neuronas despierten y se pongan a trabajar. Porque es súper fácil echarle la culpa a su mujer “es que ella no quiere”, “nunca tiene ganas”, “la busco y me rechaza”, pero la realidad es que así como te estás acercando, no la calientas.

Por favor, no sean tan concretos, dijimos que la pornografía ayudaba por el tiempo que tu mujer fisiológicamente NO puede tener sexo, pero llega el minuto en que debes dejar el porno de lado y volver a la vida real. Tienes una mujer de carne y hueso en tu casa, en tu cama, esperando que venga su hombre a conquistarla y no pasa nada. Independiente si está más gorda, con estrías o con pechugas llenas de leche, probablemente no se parece en nada a las estupendas actrices porno pero te aseguro que tiene las mismas necesidades sexuales que tu.

¡Así que pónganse las pilas y hagan la pega!

giphy-8

Nos leemos en la próxima.

Mich.

 

A %d blogueros les gusta esto: